Por Palos de la Frontera

Una pequeña visita al «puerto de Palos» o lo que es lo mismo a la Fontanilla, para después terminar comiendo en el Lobito en Moguer antes de que la lluvia nos mandara para casa.